Nuestros productos son un diseño único elaborado artesanalmente con dedicación para inspirar y diferenciar a cada persona que elige Sanz.

 Te recomendamos tomar los siguientes cuidados para mantener tu joya tal como la recibiste:

Piezas de joyería:

Es recomendable no utilizar tu pieza para dormir, bañarse, hacer ejercicio.
Evitar el contacto con cosméticos, perfumes y productos químicos
Limpiar únicamente con un paño suave y seco.

Piezas de porcelana fría y flores secas:

Es recomendable guardar la pieza en su envase original para evitar la exposición al sol y el contacto con líquidos.
Al manipular la pieza hacerlo con cuidado; recordar que es un producto delicado.

Cualquier duda respecto al cuidado de tus piezas Sanz ponete en contacto con nosotras.